domingo, 22 de agosto de 2010

Sobre Fito ♥ y lo que necesito para un momento de felicidad


Bueno, después de haber dormido lo que necesitaba y a punto de salir de casa, paro un momento y respiro. Escribo. Recuerdo.


¿Qué es necesario para un momento de felicidad? Poca cosa, y además sale barato: una docena de huevos, una bolsa de harina, un puñado de amigos. Y si, además, es por una razón especial, el momento de felicidad está asegurado.

Me marcho, pero antes dejo que los acordes de Fito recorran mi blog. Después de haberle visto en concierto por la tele y haber deseado estar ahí (oh, cuánto me hubiera gustado, pero Shangai queda algo así como lejos, ¿no?) no hay nada que me quite la canción de la cabeza.

Ni tu eres la princesa de este cuento ni a besos va a convertirme en rana.
Es poco lo que tengo: el oro de mi tiempo, la flor de mis neuronas y, por supuesto, la luna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, divaga, deja tu opinión, tu crítica.
Respeta, tanto los comentarios de los demás como el mío propio.
Avisa, en caso de spoilear, no vaya ser que alguien lo lea sin querer ;)
Y, sobre todo, gracias por los comentarios :3